sábado, 26 de julio de 2008

LA POLICIA LA RESCATA DE LA ALIANZA DE CIVILIZACIONES.


La vicepresidenta en su ultimo viaje por África posa sonriente junto a un empresario musulman con varias de sus esposas e hijos.


Una adolescente británica ha sido rescatada de un matrimonio forzado con su primo de Bangladesh, gracias a la intervención de diplomáticos y policía británica que consiguieron rescatarla de su propia familia, y que según la policía local la intentaban obligar a casarse.

La chica es inglesa, tiene 19 años de edad y viajó desde Gran Bretaña con su madre a Sylhet, en el noroeste de Bangladesh, donde se había desplazado para casarse con el hijo del hermano de su madre, según informo el jefe de la policía local de la localidad, Mohidur Rahman Khan.
Unas horas antes de llevarse a cabo la boda, Nasrin Begum, -que así se llama la chica-, telefoneó a la oficina consular británica en Sylhet y suplicó la intervención de personal de la misma, porque ella no quería casarse con aquel hombre, según confirmo Khan; Según las declaraciones de este: "Los funcionarios de la embajada, llegaron a la aldea con la policía y rescataron a la chica de un matrimonio amañado por interés de los padres".

Posteriormente la policía la devolvió con su madre, Asma Begum, después de que ésta diera garantías de que no obligaría a su hija a casarse.
Un portavoz de la Alta Comisión Británica en Dhaka, afirmo que el personal de la embajada ha tenido que asistir en 56 casos el matrimonio forzado entre abril de 2007 y marzo de 2008; Dicho numero de bodas forzadas anuladas supone que la cifra real puede superar facilmente las 200 anuales solo en esta región.
El gobierno británico ante la reiteración de estos matrimonios ha implantado normas más estrictas para los visados, como parte de una ofensiva contra las injusticias que se dan en las civilizaciones de nuestro entorno.

La mayoría de los casos se trata de familias de Pakistán, Bangladesh o la India, y pertenecientes a la civilización musulmana o hindú, donde los matrimonios arreglados son considerados parte de su cultura.
En la actualidad hay alrededor de medio millón de británicos cuyo origen es Bangladesh.