martes, 11 de noviembre de 2008

Se impone y se castiga


En la Alemania Hitleriana se imponía a las personas de raza judía la obligación de llevar la estrella de David, y esto como signo de pertenencia a una raza inferior, de tal modo que cualquier Judío que no cumpliese los dictados nacional-socialistas del Furher seria duramente castigado y perseguido.

Hace algunos días salió a la luz que durante el año 2007 el gobierno nacional-socialistas de Cataluña multo a 83 comercios por no rotular en catalán, hecho que sin lugar a dudas puede emparenta por varios motivos con la anteriormente citada dictadura nacional-socialista Hitleriana, porque uno de los tópicos en todo régimen dictatorial es que a las minorías, se les imponen leyes injustas y se les castiga por no cumplirlas; Y por supuesto una dictadura no defiende y menos da libertad y autoriza a las minorías, ya sean estas religiosas, lingüísticas o étnicas, pues esto es signo inequívoco de las denominadas democracias.
Por poner un ejemplo, la ley de política lingüística vigente en Cataluña, que aprobó en 1998 el Parlamento Catalán, detalla en su artículo 32 que señalización, carteles fijos y documentos de los establecimientos abiertos al público deben estar redactados “al menos” en catalán; Y con ello por supuesto no defiende, autoriza, o dan libertad a las minorías lingüísticas o étnicas, sino que les imponen esta dura carga y después simplemente las castigan por no cumplirla.

Entre los disparates realizados durante el 2007 por este gobierno citare los siguientes:
La Agencia Catalana del Consumo sancionó el año pasado a 733 establecimientos comerciales. De ellos, las multas por no rotular en catalán fueron el 11,32% de las sanciones expedidas y en ellas se sanciona la obligatoriedad de realizar un acto “rotular en catalán”; y no se defienden y autorizan a las minorías (actos propios de cualquier dictadura como ya hemos citado); En el caso Catalán en el año 2007 los nacional-socialistas multaron a 83 comercios por imposición lingüística.

Para que se hagan una idea de lo que sucede, imagínense que el gobierno de Murcia impusiera que en todos los establecimientos “al menos” se pusieran todos los carteles en “Panocho”, y en caso contrario serian multados, lo cual equivaldría a decir que para poder tener un negocio en Murcia o hablas y escribes el panocho o mejor te vas, porque te multaran día sí, día también; Pues esto es lo que impera en la Cataluña nacional-socialista; pero los datos no quedan ahí, son 55 establecimientos lo que tienen expedientes en fase de tramitación o de propuesta de sanción por no rotular en catalán. De todos estos expedientes, 40 se han abierto por denuncias de ciudadanos; Es decir el 72% de las denuncias han sido realizadas a consecuencia de un grupo de individuos a los que llamare alegoricamente“S.S.” catalanistas, han denunciados a personas y establecimientos que no rotulaban en catalan; Verdaderamente estos chiflados xenofobos realizan bien su trabajo, parecería que viviésemos en los mejores tiempos del Furher, cuando los chivatazos contra lo que no era Nazi eran lo habitual y las terribles consecuencias lo cotidiano.

Finalmente no puedo dejar de nombrar el ultimo atropello que otro de los miembros de la que llamare metaforicamenteGestapo” Catalana acaba de llevar a término; Me refiero al CAG, que ha repartido 83 frecuencias a fieles amigos y favorecidos pan-catalanistas, detalle que podría considerarse totalmente dictatorial e injusto; Pero como buena dictadura, no conforme con semejante atropello, han quitado frecuencias a las radios que no cooperan con el “régimen”, como Cope y Punto Radio; Y no puedo dejar de citar también el disparatado resultado de Unidad Editorial (El Mundo), que realizo 54 solicitudes sin recibir ni una sola frecuencia; Pues nada, está claro que al enemigo ni agua, así la Cope tendrá 2 emisoras menos, una en Lérida y otra en Gerona y tres menos tendrá Punto radio; Y esto solo por no seguir sus dictámenes y denunciar los atropellos del vergonzoso gobierno nacional-socialista de Cataluña; Pero como ya hemos dicho, cuando se gobierna como en una dictadura, se “impone y se castiga”.
Andrés Marín de Pedro.

1 comentario:

Jorge Slayer dijo...

Así es, supongo que la Virgen del Camino me delata jeje ;)

Un saludo, enlazo tu blog!