martes, 4 de noviembre de 2008

Doña Sofia: Le deseo tolerantes felicidades.




Doña Sofía: Le deseo tolerantes felicidades.

Creo firmemente más que necesario para todos los habitantes del mundo oír una vez al mes como mínimo el programa de radio “La ventana” de la “Cadena Ser” presentado por Gemma Nierga; Y esto porque en él, además de diversos y variopintos invitados, suele acompañarla Boris Izaguirre, un claro ejemplo de la tremebunda lucidez y tolerancia de la cultura hispánica; Es más, creo que se debería obligar a los niños, los empresarios, los banqueros, los currantes, las amas de casa, incluso a los enfermos, a escuchar este programa como mínimo un vez por semana, pues ciertamente es muy recomendable para mejorar cualquier problema de salud de los que lo escuchan; Posiblemente también lo sería para otros temas pero tal como va la economía y no digamos como están las cosas del amor entre los españoles, la salud será el único bien que nos dejaran con suerte los socialistas al final de esta legislatura, siempre y cuando no aprueben finalmente regalarnos también la torrida digna muerte, que las cosas no están muy claras; Por tanto esperemos que nos dejen cuando menos un bien común a todos los españoles: la salud.

Y ¿porque motivo se preguntaran ustedes es fantástico para la salud escuchar el programa de radio “La ventana”?

Pues muy sencillo, hasta el más bobo de los españoles podrá asistir al circo sin pagar, y podrá gratuitamente reír hasta reventar y llorar sin consuelo; Podrá escuchar como rugen fieras, como resoplan los elefantes, como mugen, rebuznan, cocean y hasta como rajan todo tipo de animales; Además descubrirán como se hacen las piruetas políticas, como despedazan a de personas públicamente, como vituperan a antiguos gobiernos, como se acosan a los fieles y a la iglesia como si estuviéramos en los tiempos de Nerón, y como se consigue ganar una guerra que ya perdieron hace varias decenas de años; Pero esto no es todo, busquen el dial y oigan, pues escucharan sorprendidos como se felicitan y aplauden por sacar muertos de sus fosas, o por destruir recuerdos y monumentos de nuestra historia cercana, oirán gritos y aplausos ante sentencias injustas e inverosímiles, verán cambiar la realidad y la verdad frente a ustedes sin la mínima de las vergüenzas, verán a un amplio abanico de la sociedad española representado por los mismos de siempre, con sus mas que ridículas opiniones y sobre todo verán a la tolerante Gemma conducir a todos estos payasos, artistas y funambulistas, por las pistas de las ondas sin inmutarse de sus desbarros. Y todo esto queridos amigos les saldrá gratis, totalmente gratis; ¿Quién no necesita al menos una vez al mes ir al circo y reír y llorar, ver el mundo al revés y contemplar los espécimenes más extravagantes y disparatados de la nueva fauna hispánica juntos en una sola actuación?, ¿Que circo podría ofrecerles mas?.

Por supuesto, este es un programa para idos, si no fuera porque tarde tras tarde se impone la intolerancia de los que se dicen tolerantes, pues se hiere y se daña sin compasión a personas e instituciones; Pues todo aquel que la izquierda masona vea como enemigo, que se prepare, en la ventana cuanto menos lo defenestran.
Para que se hagan una idea, estos últimos días los han dedicado a minar vilmente y sin ningún tipo de reparo a nuestra monarquía, en especial a vilipendiar públicamente a nuestra Reina Su Majestad Doña Sofía con afirmaciones como esta que hizo Boris Izaguirre: “A esta, la pagamos para que se calle”.
¿Quién se creen que son estos payasos para hablar así?, ¿Cómo se atreven estos que se las dan de tolerantes para decirle a Doña Sofía que no puede hablar?, ¿Cómo pueden ser tan intolerantes estos que se las dan de lo contrario? y ¿cómo es posible que la presentadora del programa, Gemma no ponga a este vergonzante sujeto inmediatamente en la calle tras decir estas palabras y no le permita aparecer jamás en las ondas? ¿Hasta dónde puede imponer una emisora de radio lo que pueden y lo que no pueden hacer o decir los reyes de España?.

Dignos de vergüenza, periodistas de la sangre, dictadores de lo que podemos y no podemos hacer, pensar y decir los demás, pero más aun, de lo que puede o no pensar o decir el gobierno, la oposición y hasta la casa real.
Cállense por favor, o por lo menos pidan perdón por su intolerancia, porque dictador como ustedes ya tuvimos uno y no queremos más.

Y por cierto Doña Sofía: Le deseo tolerantes felicidades y por tanto diga usted lo que quiera y cuando quiera, que en eso consiste la libertad de expresión, y no lo que nos quieren imponer estos tolerados intolerantes que se creen de otro "planeta".
Posdata.- No pongan "La Ser" porque la intolerancia segun las ultimas investigaciones se pega.
Andrés Marín de Pedro.

3 comentarios:

Alberto Esteban dijo...

Mmmm y no hay algun otro remedio casero para mejorar la salud???Es que el que das... no me acaba de convencer...xD

Saludos

Tu Agenda Musical dijo...

¡Hola!

¡Lindo Blog! Sigue adelante...

Con todo cariño, te invito a escuchar Tu Agenda Musical.

El podcast consiste en una canción que acompaña tus actividades diarias, Además, junto a un poema, plegaria, un santo, o una reflexión que puedes ir leyendo mientras disfrutas la canción.

Recuérdalo.... solamente con UNA CANCION para tu cada día.

Lo puedes escuchar en:

http://tuagendamusical.podomatic.com/

Ademas puedes escuchar otro podcast diferente. En: http://levantateysalacaminar.podomatic.com/

¡Que tengas un lindo día hecho canción!

Jesús te ama.

Luisa.

Alejandro dijo...

Dices que en La ventana se han pasado con las críticas a la corona, pero, ¿acaso merece la corona respeto? La monarquía en España es ILEGÍTIMA. Es Ilegal. Viven sin hacer nada a nuestra costa y nos queieren quitar la libertad de expresión con penas a las injurias, ¿y los defiendes? Te han labado el cerebro. Por desgracia, Franco dejó los cabos bien atados cuando murió. La monarquía y la dictadura vienen a ser lo mismo. Son un sistema antidemocrático de gran represion. La transición en España no terminará hasta que se larguen los reyes y se instaure la tercera república federal. ¡Viva la democracia!