miércoles, 22 de octubre de 2008

La raíz, el tronco, las ramas y la pedofilia.


Es cuanto menos curiosa nuestra sociedad; Y hago esta afirmación después de contemplar cómo los medios de comunicación tienen enormer motivos para rasgarse los vestidos y vender millones de páginas en periódicos y revistas, y cientos de minutos de televisión, ante la continua aparición y afortunada desarticulación de redes de pedofilia; En estas detenciones, asiduamente varias decenas de hombres, incluso cientos de ellos, son capturados por las fuerzas de seguridad como consecuencia de su consumo de fotos y vídeos realizados con abusos a niños menores, incluso bebes, y en los que normalmente son vejados y prostituidos por personas más o menos cercanas; Incluso se da el caso de que cada vez más aumentan los niños que son violados por sus propios familiares –padres, hermanos, tíos, etc..., siendo posteriormente estas imágenes y vídeos colgados en la red, para uso e intercambio con otros pervertidos sexuales.


¡Gran labor de los medios de comunicación en estas terribles situaciones!


Pues bien, sin ir más lejos, hace unos días el diario El Mundo sacaba a colación la valiente actuación de algunos blog de la red frente a estos casos, dada la cercanía del día contra la pedofilia, y en cierto sentido se auto-proclamaba a sí mismo como el adalid de la lucha periodística contra la pederastia y la pedofilia; Sin embargo, no actúan así con la pornografía y la prostitución; Pero si nos fijamos con detenimiento en estas tres dramáticas realidades nos damos cuenta de que en la mayoría de los medios de comunicación y los blogs que promueven la campaña contra la pedofilia, obvian sistemáticamente denunciar las dos últimas y esto por varios motivos que a continuación intentaremos detallar; Pongamos un ejemplo:


Imaginen ustedes que han cogido a 200 consumidores de cocaína, los han pillado a todos con la coca en casa y los blogs, los periódicos, las televisiones y el grueso de la sociedad se felicitan y dan a conocer esta noticia; Al día siguiente, comunican los telediarios e informativos, que la policía ha conseguido desarticular a los grupos de mafiosos que se dedicaban a trasladar esta cocaína en avión a España; Algunos días después nos comentan estos mismos medios, que han dado con la plantación de cocaína y finalmente han apresado a sus productores;Qué gran satisfacción para toda la sociedad, porque finalmente, se ha desarticulado toda la trama.


Pero alejémonos de los frutos y pasando por el tronco y las ramas, vayamos a la raíz:¿De dónde nace la pederastia?; ¿De dónde nace la pedofilia?; ¿Porque no para de aumentar escandalosamente en nuestros ambientes?

Nuestra sociedad ve con buenos ojos la trasmisión de la pornografía en los medios de comunicación, son ellos los periódicos, revistas, televisiones, radios, películas e Internet, los que la transportan a toda la sociedad con nuestro beneplácito. Son los medios de comunicación los que día tras día, so capa de libertad de expresión, inundan los kioscos de revistas pornográficas a la vista de todos, niños incluidos, son estos mismos periódicos y revistas los que inundan de anuncios de servicios sexuales de todo tipo sus páginas: “Nueva de 18 años” rezan muchos de ellos, e incluso los deportivos; Sus páginas a diario son el medio por el cual la pornografía se permite campar a sus anchas en la sociedad; Y las televisiones otro tanto de lo mismo; Día sí, día también, dan no solo cobertura a programas en abierto con todo tipo de ofertas, sino que la promueven y en horarios cada vez mas imprudentes la pornografía; Además las televisiones entran en todas las casas; Y para que se hagan una idea, en el mundo del cine hoy se hace 10 películas porno o con imágenes de relaciones sexuales, por cada una sin sexo.


Bueno pues ya hemos visto el tronco, por donde corre la savia de la pornografía cuyo consumo abusivo, según diversos psicólogos es una de las causas principales que tiene como fruto la pederastia y la pedofilia, pero ¿Cuál es la raíz?

Hace unos días un amigo afirmaba imperturbable que la raíz del problema estaba en la falta de una educación sexual, pero miremos un poco más al problema: ¿Por qué existe la pornografía y la prostitución?

La respuesta es sencilla, hay demanda, hay miles de hombres dispuestos a consumirla, hoy gracias al amplio despliegue de la pornografía, se ha creado un caldo de cultivo como jamás ha existido en sociedad alguna; La sexualidad se ha convertido en algo por lo que se está dispuesto comúnmente a pagar, algo sin lo que no se puede pasar un solo fin de semana, una necesidad, un producto, un objeto del que millones de personas quieren disfrutar, aunque para ello tengan que pagarlo.

Esa es la raíz, y todos nosotros somos culpables: unos por consumirla, otros por difundirla, otros por decir que cada uno haga lo que quiera y que nosotros educaremos a nuestros niños, y otros al fin y a la postre por no levantarse contra esta maquiavélica realidad de la prostitución, que ha tenido y tiene desde el comienzo de la humanidad a las mujeres sometidas a los hombres, y que la han convertido en un simple objeto para su consumo; En unas simples esclavas.


Por ello, volviendo con la cocaína, no se puede estar contra los que la consumen pinchándose, y admitir a los que la fuman o esnifan o admitir a los que la transportan y la distribuyen en la sociedad, quitándoles la culpa y menos aun contra los que la producen, amparan o simplemente no alzan su voz denunciándola; No podemos estar contra la pedofilia o la pederastia y no contra la prostitución o la pornografía y menos aun amparar a los medios que transmiten y se lucran de ella.
Finalmente, la educación puede ayudar, pero no es garantía por si sola, porque el problema esta en el corazón del hombre y con la pornografía campando libre sin ningún tipo de control, y con la prostitución promovida por la inmensa mayoría de los medios de comunicación, y por lo tanto consumida por amplias capas de la sociedad, incluyendo de un modo especial a los jóvenes, es de locos pensar solo en la educación como medio seguro de librar a nuetros hijos de estas lacras.


Por tanto hace falta poner coto a los medios de comunicación, sin ello, el resto de nuestros trabajos, pierden su razón de ser: No tiene sentido aplaudir unos blog -cuyos dueños curiosamente son periodistas- o a un periódico como El Mundo, que condena la pedofilia, cuando cobra de la prostitución y la pornografía, y al mismo tiempo asombrarse porque un niño de 14 años sea un pedofilo; Sin la difusión y permisividad con estas dos ultimas por los medios de comunicacion, dificilmente podría existir la primera.


Por eso no basta con luchar contra los frutos y cortarlos cuando aparecen; Es necesario luchar contra las ramas, contra el tronco y contra las raíces; Sin esto estaremos cazando viento; Por eso nosotros lucharemos contra las tres "Pes": PORNOGRAFIA, PROSTITUCION Y PEDOFILIA y contra los medios que las difunden, toleran, e ingresan ingentes millones de euros gracias a su difusión.


Andrés Marín de Pedro.
Plataforma Ciudadana Stop-porno.

1 comentario:

UDCC dijo...

Vemos un escenario donde la cultura europea, y todo lo que conlleva, está en peligro. La cultura occidental y sus valores están al borde de la desaparición. Si no ponemos remedio pronto, seremos exterminados en muy poco tiempo. Es irónico pensar que hay muchos europeos que desean este exterminio de cultura y forma de vida. Y me gustaría ver sus caras si algún día un yidahista obliga a sus hijas a vestir un burka (esto ha ocurrido en lugares como Afganistán o Irán. España, Europa entera, no sería una excepción). Seguro que no les hará mucha gracia.

Entra en nuestro Blog udcc.wordperss.com y opina. También puedes contactar con nostras con los correos electrónicos: derechoshistoricos@hotmail.es derechoshisto@gmail.com.
Necesitamos un cambio y juntos podemos hacerlo.